¿Qué es el síndrome del ocaso?

que es el sindrome del ocaso

Comparte este artículo si te ha gustado

Sumario de contenido

Seguro que has oído hablar del síndrome del ocaso y no sabes exactamente si es algo psicológico, físico o un cúmulo de factores que afectan a las personas, sin saber bien cómo. El síndrome del ocaso es un problema geriátrico que aparece al ponerse el sol; de ahí su nombre.

Afecta más a las personas que padecen demencia senil y directamente a su conducta, por eso es importante conocer por qué ocurre y cómo combatirlo.

Es un hecho que cuando cae el sol, estamos más cansados, aparece la fatiga física, el ánimo también decae y se suma la oscuridad de la noche, lo que aumenta los síntomas depresivos, por leves que sean. El reloj biológico se prepara porque el cuerpo necesita descansar, dormir.

Es en este momento cuando aparece el síndrome del ocaso o ‘Sundowning’. Este síndrome está directamente relacionado con los ritmos circadianos y la melatonina, lo que se dirige a las conexiones neuronales a través del reloj biológico interior.

Cómo afecta el síndrome del ocaso a las personas mayores

El síndrome del ocaso afecta a las personas con enfermedades neuronales, como la demencia o el alzheimer, y suele provocar episodios psicológicos y conductuales que derivan en agitación, inquietud e incluso aumento de la agresividad durante la noche.

Existen varias causas que lo provocan, como el desajuste de los ritmos circadianos: la hormona de la melatonina interviene en el proceso de sueño y relajación, y su alteración provoca esa agitación. Los pacientes con este tipo de enfermedades tienen dañadas las zonas del cerebro que controlan los ritmos circadianos y cuentan con bajos niveles de melatonina.

Si sumamos todos los factores de la enfermedad y los del atardecer (cansancio, escasez de luz natural), aparece este trastorno.

También puede afectar a personas con depresión estacional, especialmente en los meses de cambio cuando entra el otoño y el invierno. Tristeza, ansiedad, pesimismo o irritabilidad son algunos de los síntomas.

¿Cómo prevenir el síndrome del ocaso?

Tanto si eres paciente como cuidador, existen ciertas pautas y consejos de cuidado para el síndrome del ocaso, que te pueden ayudar a controlar los síntomas. Algunos de ellos son:

Controla la iluminación: Aprovecha todos los momentos de luz natural posibles y suple su falta con luz artificial. Procura que el despertar cada mañana esté marcado por la luz, no con la oscuridad, y deja iluminadas ciertas zonas por la noche.

Realiza actividades y deporte: Salidas, visitas, excursiones y momentos en los que estar activo ayudan a reducir el síndrome del ocaso. Actividades deportivas ayudarán al cuerpo y la mente, a reducir tensión y conductas de inquietud.

Reduce los ruidos: Evita todo tipo de ruido que genere estrés y sustitúyelos por música que despierte sensaciones agradables y, si es posible, relajadas.

Rutina de horarios: Establecer una rutina de horarios ayudará a prevenir la agitación. Horarios para comer, cenar y dormir, evitando dormir durante el día, mejorarán también el descanso.

Alimentos ricos en vitamina B6: La alimentación está directamente relacionada con la prevención y se pueden paliar los síntomas ingiriendo alimentos ricos en vitamina B6, como plátano, cereales integrales o batata. Evita también las bebidas con cafeína o tómalos solo por la mañana.

En Centro de Mayores Montesalud somos conscientes de todas las circunstancias que rodean a cada uno de nuestros usuarios, y ponemos especial atención en que el entorno favorezca su bienestar. Al tanto de las pequeñas medidas que se pueden tomar para paliar estos síntomas, enfocamos nuestros medios en que la estancia para nuestros usuarios y pacientes sea la mejor.

También te puede gustar

terapias para mejorar la calidad de vida
El blog de la tercera Edad

Alzheimer cómo identificarlo

La Asociación para el Alzheimer definió las siguientes señales de alerta para identificar los primeros síntomas de la enfermedad.

Alimentos para prevenir el alzheimer
Alimentación

Alimentos preventivos contra el Alzheimer

Como el mal no tiene cura, la prevención tiene un papel aún más significativo. Tareas como ejercitar la memoria con tareas cotidianas y la alimentación pueden ser cruciales.

ejercicios para personas mayores
El blog de la tercera Edad

Ejercicios para las personas mayores

Después de la jubilación, las personas suelen reducir su actividad y se vuelven cada vez más sedentarias. Sin embargo, llegar a la tercera edad no

Pasos para solicitar ayudas de la ley de dependencia
El blog de la tercera Edad

La salud mental en la tercera edad

La proporción de personas mayores está aumentando rápidamente en todo el mundo. Se prevé que en el año 2100 la cantidad de personas de 60