Consejos para afrontar el invierno en la vejez

Consejos para afrontar el invierno en la vejez

Comparte este artículo si te ha gustado

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Sumario de contenido

«El otoño es un andante melancólico y gracioso que prepara admirablemente el solemne adagio del invierno” (George Sand) Mientras las hojas de los árboles van cambiando de tonos verdes a cobrizos.

Anunciando la llegada del invierno, es el momento de comenzar a prepararse para afrontar esa época del año donde nuestros mayores necesitan de atenciones mayores.

Las bajas temperaturas, las heladas y las olas de frío son, sin duda, uno de los mayores riesgos de mortalidad en los ancianos. Es más, el riesgo de fallecimiento en una ola de frío se ha triplicado entre la población mayor de 75 años con respecto a un par de décadas.

Conscientes de esta realidad, en Montesalud nos preocupamos por nuestros mayores e informamos sobre las principales medidas para combatir el frío intenso y también nos  aseguramos que todos nuestros mayores estén en buen estado.

Ante las inclemencias propias del invierno, damos unas breves pautas para afrontar el invierno en la vejez de forma segura sin olvidar que existen residencias y servicios especiales, como la teleasistencia, que aseguran, en todo lo posible, el bienestar de los mayores.

Consejos para afrontar el invierno en la vejez con garantías

1. Abrigarse adecuadamente para salir en la calle, pero también para estar en casa.

Dos imprescindibles son el gorro y los guantes para mantener el calor, así como usar ropa cómoda y cálida en el hogar y ahorrar también en calefacción. También hay que tener en cuenta que no es recomendable salir a la calle si hace mal tiempo, nieva o llueve ya que el suelo está resbaladizos y la probabilidad de sufrir una caída aumenta considerablemente.

2. Cuidar la alimentación y reforzar el organismo.

El invierno es la estación del año que provoca más gripes y resfriados por el cambio brusco de temperatura. Por ello las personas mayores deben cuidar la alimentación para que el organismo se sienta reforzado. Los alimentos que el cuerpo demanda en invierno deben proporcionar más calor a nuestro cuerpo, por ello, se recomienda tomar:

Hidratos de carbono: ayudan a mantener el nivel de glucosa en sangre como el pan, el arroz y las patatas.
Hidratación:

Se aconseja beber líquidos, aunque no se tenga sed, en forma de agua, zumos, caldos o infusiones calientes. Conviene limitar las bebidas estimulantes, como alcohol y refrescos. Aquí la hidratación del anciano ( consejos )
Carne, pescado, huevos y lácteos: el consumo de pescado ha de ser mayor que el de carnes y se pueden tomar hasta 4 huevos por semana. El consumo de lácteo puede llegar a 3 raciones al día.
Frutas, verduras y legumbres:  hay que aprovechar los cítricos en esta época del año, ricos en vitaminas y antioxidantes. Su alto contenido en vitamina C la hace necesaria para los huesos y articulaciones.

3. Ventilación adecuada y sistema de calefacción.

Al igual que en otras estaciones del año, es imprescindible ventilar las habitaciones para evitar la acumulación de gases o humos, pero con moderación. Hay que tener en cuenta que las corrientes de aire puede ser peligrosas para la salud. De igual manera que un mal estado del sistema de calefacción, por ello es importante revisar el sistema de calefacción y comprobar que funciona bien y si la casa dispone de chimenea asegurarnos de que el tiro está abierto y limpio.

4. Mantener el contacto con familiares y amigos.

Las bajas temperaturas no son excusas para dejar a los mayores dentro de casa. Pasar tiempo con ellos, bajo una manta y con una buena bebida y un pequeño dulce es un placer que gusta tanto a pequeños como mayores.

En la residencia de mayores las rozas Montesalud, cuidamos de los mayores y tenemos todo preparado para que pasen un invierno cómodo y feliz.

También te puede gustar

La diabetes en el anciano
El blog de la tercera Edad

La diabetes en edad avanzada

El aumento sostenido de la expectativa de vida en la población mundial y la mayor incidencia y prevalencia de la diabetes en la edad avanzada,

qué es la osteoporosis
El blog de la tercera Edad

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad en la cual los huesos se vuelven frágiles y más propensos a romperse (fracturarse). La osteoporosis es el tipo más

La diabetes en el anciano
Alimentación

la diabetes en la tercera edad

Cada vez hay un mayor número de diabéticos en la tercera edad, la padecen entre un 5 y un 10% de personas mayores de 65

¿Qué es una persona mayor dependiente?
El blog de la tercera Edad

Quién es dependiente en la tercera edad

El dependiente, según reconoce la Ley de dependencia, es aquella persona que se encuentra en una situación permanente que le impide llevar a cabo las